Luz Stella Rozo

Para ver este flash necesitas tener activado javascript en tu navegador y actualizada la versión de reproductor flash.

Obtener Adobe Flash player

  • Luz Stella Rozo, Escritora internacional, Halla de la Fama
  • Luz Stetella Rozo, Salón de la Fama 2001, Escritora
  • Luz Stella Rozo, Halla of Famme Book Award 2004
  • Luz Stella Rozo, Halla of Famme Book Award 2003
Viernes, 11 Enero 2019 13:25

ÁNGEL DE CADA DÍA

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

ENERO 11
YAASRIEL ES EL ÁNGEL QUE GOBIERNA EN ESTE DÍA

 

Su nombre en hebreo quiere decir “Luna de Dios”. Yaasriel gobierna sobre setenta ángeles cuyo oficio es estar escribiendo por toda una eternidad, el sagrado nombre de Dios en todos los idiomas que han existido, existen y existirán.
Involúcrate e identifícate con el arcángel que regenta este día, manteniendo grabado en tu mente, tus sentimientos y tu corazón, el sagrado nombre de Dios. Igualmente, pronúncialo muchas veces dándole gracias y alabanzas. En esta forma, tu vida cambiará en todo sentido para bien, porque sin darte cuenta, el sólo hecho de estarlo repitiendo, hará que te consustancies con los divinos dones del Ser Supremo.

MENSAJE DE YAASRIEL PARA TI, Y PARA LOS NACIDOS EN ESTE DÍA:

 

Si tú tienes la sensación de que lo que has dado, ha sido perdido, de que siempre te han pagado con ingratitud, es el momento de hacerte tú mismo, algunas preguntas: ¿No será que di excesivamente? ¿Estaba yo, tratando de dar más de lo que esa persona es capaz de recibir?
Es posible que estuvieras poniendo demasiado de algo en un contenedor hasta llegar a la situación de que echaste a perder el recipiente. Inflaste tanto el balón, que lo reventaste; o cuando hubo necesidad de sacarle un poco de aire, perdió su elasticidad y su forma. Por lo tanto, su dueño en lugar de agradecértelo, está molesto.

 

CONSEJO DE YAASRIEL:

No todas las personas, incluso las cosas, los lugares, las circunstancias, los animales, las plantas, etc., están en capacidad de recibir todo lo que tú deseas dar. Muchas veces no es falta de ellos; es tu culpa por haber querido dar más de lo que ellos estaban en condiciones de aceptar.